Encuentro de Hermanos y Laicos

 

ENCUENTRO MARISTA DE HERMANOS Y LAICOS, POPAYÁN.

 
Aprovechando su visita a nuestra ciudad, Claudia A. Rojas C. Coordinadora Nacional del Laicado Marista, y después de presidir el trabajo con los coordinadores de los grupos y fraternidades, convocó a una reunión de refuerzo espiritual a los laicos y hermanos que caminan en Popayán, tras las huellas de San Marcelino Champagnat. Fue un encuentro maravilloso porque reinó un ambiente realmente Marista de sencillez, de acogida, de alegría, con claro espíritu de familia. ¡Qué hermoso y significativo es ver a los hijos de Champagnat, unidos como buenos hermanos, con un mismo espíritu, y un solo corazón, repleto de entusiasmo marista!
 
Participamos 37 personas, incluidos 3 hermanos y 3 niños. Los 31 laicos distribuidos de la siguiente manera: de la fraternidad "Semarch"8, encabezada por Ana Lucrecia Peña; del grupo "Bicentenario" 5, dirigido por Jaqueline Hurtado; de la Fraternidad "Hermano Ángelo" 7, presidida por Lucia Arciniegas; del grupo "Corazón Marista" 5, liderado por Consuelo Manrique; del grupo "Llamada Marista" 3, orientado por Ruth E. Calvache. También tomaron parte, el aspirante marista John Alejandro Giraldo, Constanza Rojas C. y Claudia A. Rojas C. animadora de la actividad. .................
 
Y entrando ya de lleno en la temática de fondo, con la ayuda de medios audio-visuales, Claudia A. Rojas trató amplia y claramente los asuntos referentes a la "Vocación, Misión e Identidad del laico marista". Su exposición la desarrolló valiéndose de la imagen de la brújula, que señalando los cuatro puntos cardinales, Claudia los asoció con cuatro aspectos maristas relevantes:
  1. Norte: Amor apasionado a Jesucristo. El marista debe ser especialista en Cristo, viviendo, convirtiéndose en otro Cristo, siguiendo el evangelio, configurándose con él a partir de una experiencia de encuentro vivo con el Señor. "Porque para mí el vivir es Cristo" Fil 1; 21 - 30.
  2. Sur: en comunión, vivencia, pertenencia, identidad con la Iglesia, para la misión. Ante todo somos Iglesia y como maristas vivimos en, de, para, la Iglesia
  3. Este: En un proceso permanente de crecimiento, de formación, de identidad para afinar nuestra espiritualidad, para mejorar nuestra relación fraterna, para ajustar nuestras motivaciones, propósitos, modalidades, de la misión que nos encomendó San Marcelino, o sea cualificar la identidad y el compromiso con el carisma marista.
  4. Oeste: En el corazón del mundo, para vivir el compromiso de la misión en él, según la versión de San Marcelino " de dar a conocer a Jesucristo y enseñarlo a amar", por medio de la devoción a María, atendiendo prioritariamente a los marginados, necesitados, humildes, pobres, y ocupándose actualmente de las necesidades emergentes. " El desvalido debe sentirse con cada uno de nosotros, como un hermano muy  querido".
 
¿COMO SOMOS DE VERDAD MARISTAS DE CHAMPAGNAT?
 
Si somos fieles al carisma de San Marcelino que se apoya en cuatro soportes:
  1. Espiritualidad, con rasgos específicos: Cristo-céntrica, Mariana, Apostólica.
  2. Vida de fraternidad, con espíritu de familia, que se traduce en la acogida, la servicialidad, la sencillez, el afecto.
  3. Misión: En medio de los niños y jóvenes, buscando atender primero a los más desfavorecidos, para llevarlos a Jesús por medio de María.
  4. Formación permanente que nos proporciona lucidez, libertad, para discernir, comprometernos y alcanzar la plenitud humana, cristiana, marista.
 
Gracias a Claudia, a Constanza, a los Hermanos, a Orlando, a Wilson, a Hugo; a los compañer@s, a la casa marista que nos acogió, por este maravilloso encuentro. Y desde luego, a la administración provincial que brinda apoyo económico para la realización de estos eventos, por medio del Hermano Laurentino. Gracias, nuevamente, a todos.
 
Relató y resumió: Mario Trujillo E.
Laico marista consagrado en el “Semillero 2”, de la Fraternidad marista "Hermano Ángelo" de Popayán.
 
Rate this item
(0 votes)