Peregrinación Colegio Caracas

 

 

 
Al Santuario Ntra. Sra. de La Caridad del Cobre, situado en el este de la Gran Caracas, municipio Baruta.
 
 
La Comunidad Educativa del Colegio Champagnat de Caracas, como gesto de preparación para la celebración del Bicentenario de la Fundación del Instituto de los Hermanos Maristas, ha realizado la peregrinación.
 
Peregrinación hace pensar en caminar o viajar por tierra extraña. Por temor de “peregrinar caminando” desde el Colegio hasta el Santuario los peregrinos llegaron en vehículo particular. El fervor de los participantes suplió el sacrificio de la “caminata”.
 
El amplio y espacioso estacionamiento del Santuario quedó pequeño, y más aún el vasto y hermoso templo abarrotado mucho antes de iniciar la celebración eucarística.
 
Se dieron cita en el acto los distintos estamentos y grupos apostólicos del Colegio: Consejo Directivo,  las Mamás Catequistas, Jornadas para Padres, Laicos y Laicas de Champagnat, personal Directivo y Docente, personal Administrativo y de Apoyo, alumnos de Primaria y de Secundaria, exalumnos, Salud Integral de Petare, Grupo REMAR, representación del Grupo de Teatro Skena. Se hizo presente el Dr. Gerardo Blyde, exalumno del Colegio y Alcalde del Municipio Baruta en el cual está ubicado el Colegio Champagnat.
 
La palabra del H. José María Beruete al inicio de la Eucaristía nos ubicó en otro tiempo y espacio: 23 de julio de 1816, santuario mariano de Ntra. Sra. de Fourviére, Lyon, Francia.  Nos disponemos a ser actores y testigos del nuevo renacer del Instituto Marista.
 
Ceremonial a cargo del Profesor Antonio Romero.  Muy acertado en la homilía el celebrante,  P.  Manuel Díaz, celoso párroco y cuidador del Santuario. Las canciones muy bellas, interpretadas con finura y delicadeza por un grupo de jóvenes alumnos. La Directora del Colegio, Profesora Milagros Bustamante, se dirigió a los asistentes con unas emotivas palabras de agradecimiento y de acertado mensaje para todos.
 
La oración a Ntra. Sra. de Fourviére, fervorosamente rezada por todos,  cerró el encuentro en el Santuario.
 
Pero, la peregrinación no termina aquí.  Esta sólo es una etapa. La meta es llegar a Jesús de manos de María: Celebrar el “nuevo amanecer de la Familia Marista”, el Bicentenario de su Fundación. 
 
Rate this item
(0 votes)