PROGRAMAS REGIONALES

 

“Animadores Comunitarios” 2020

Región América’s

 

 

Del 8 al 31 de enero, se llevó a cabo en la casa Marista de Encarnación de Díaz – Jalisco, México, el programa de formación regional de las América’s para animadores comunitarios, donde participamos 15 hermanos y 16 laicos y laicas maristas, también el equipo de coordinación formado por los hermanos Ángel Medina (Secretariado Hermanos Hoy), Joaquim Sperandio (Manziana) y Jesús Hernández (México Occidental). Los participantes provenientes de las provincias de Canadá, Estados Unidos, México Central, México Occidental, América Central (Guatemala, El Salvador, Costa Rica), Norandina (Ecuador, Venezuela y Colombia), Cruz del Sur (Argentina) y Brasil Centro-Sur.

El programa de animación comunitaria es una respuesta al vivo deseo de hacer de nuestras comunidades hogares de luz y faros de esperanza, que realizan una profunda reflexión sobre lo que significa hoy ser maristas de Champagnat, hermanos y laicos juntos. Como familia carismática global, estamos llamados a construir puentes para acoger la diversidad y la diferencia, de manera que podamos tener comunidades maristas abiertas a la internacionalidad y a la interculturalidad.

Compartimos una experiencia de formación muy especial que ha llenado nuestro interior de gozo y pasión, pues fue un proceso de crecimiento personal, espiritual y grupal.

Algunas ideas que sintetizan las líneas de acción propuestas para la animación de la vida comunitaria:

  • Valorar y profundizar la identidad marista a través de las nuevas constituciones y la regla de vida: “Donde tú vayas”, que profundiza el rol como animador comunitario a través de la reflexión y el discernimiento.
  • El instituto nos invita a tener un liderazgo profético y de servicio. Este liderazgo nos inspira a crear comunidad y desarrollar relaciones, es por esto que la figura del líder comunitario debe facilitar el contacto interpersonal, unir a los hermanos entre sí, con los laicos de su comunidad, favoreciendo la fraternidad.
  • Reconocer el valor del liderazgo que nos mueve a “servir” y “animar” para ser el rostro y las manos de la tierna misericordia de Dios en el mundo de hoy.
  • La vida comunitaria se debe enriquecer con el diálogo fraterno, la escucha, la oración, la confianza, el respeto, el amor, la caridad, el perdón… donde el encuentro con el otro, exprese y acreciente el sentido de pertenencia por hacer vivo el carisma marista.
  • Seguir la llamada a vivir centrados en Cristo, como una invitación a la conversión del corazón y a responder a las necesidades particulares de la animación comunitaria en el contexto regional.

Finalmente, destacamos la presencia del Hno. Ernesto Sánchez, Superior general, quien acompañó a los animadores del 19 al 21 de enero. Espacio donde compartió el papel del líder de comunidad a la luz de las llamadas del XII Capitulo general e invitó a ser animadores comunitarios mirando en María su corazón libre y lleno de calor de Dios, capaz de acoger la novedad. Pues ser marista hoy debe ser ¡VIVIR CON ALEGRIA Y PASIÓN!.

Sandra Yorlady García

Grupo de Laicos Hno. Roberto López

 

Armenia

 

Rate this item
(0 votes)